Contaminación del Rio Segura

No nos pilla de sorpresa que el Río Segura amanezca así, desde hace mucho tiempo se viene arrastrando la problemática de los vertidos de aguas residuales sin tratar al Río Segura. Creando una imagen poco agradable de nuestra Región y muy dañina para nuestro ecosistemas.

Lo que ocurre en nuestra Región es que las lluvias suelen condensarse en un breve espacio de tiempo y a la mayoría de  estaciones de depuradoras de aguas residuales no les da tiempo a tratar los “picos de caudal” que les entran a través de la red de alcantarillado en pocos minutos.

Normalmente los infractores suelen aprovechar este periodo de precipitaciones para verter sin que se note, debido a que, al diluirse vertido, se esconden mejor las graves consecuencias ambientales del mismo. De hecho, las fuertes lluvias también han servido de excusa, justificaban que, las depuradoras se veían desbordadas por el aumento del caudal y tenían que verter directamente sin depurar el volumen extra de vertido que les llegaba.

El agua sale de las EDAR tal como llega, y se transforma en un vertido que contamina las aguas del Segura. Este motivo es uno de los principales que provoca la apertura de expedientes sancionadores en  la CHS (Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura. Y, aunque son menos habituales, también puede haber algún vertido que proviene de industrias.

 

 

0
Feed

Dejar un comentario