Desinfección aguas residuales.

La gestión inadecuada del agua residual puede transformarse en un vehículo muy importante de transmisión de enfermedades. Ocasionando que el agua del que beben millones de personas, se vea peligrosamente contaminada.

La contaminación del agua potable provoca más de medio millón de muertes al año.  En nuestro país, la obligación de desinfectar las aguas residuales tratadas está condicionada por el destino de dichas aguas, o por el uso de estas.

A la hora de la desinfección, los desinfectantes no tienen que matar a los microorganismos únicamente, sino que deben tener un efecto residual, es decir, se deben mantener como agentes activos en el agua una vez hecha la desinfección, para evitar el crecimiento de los microorganismos en las tuberías que pueden volver a ocasionar la contaminación del agua.

 

Equipos diseñados para la eliminación de cualquier microorganismo presente en el agua.

-Dosificación y control de cloro libre en agua.  

El dióxido de cloro se genera in situ ya que debido a su elevada inestabilidad y reactividad no puede ser almacenado ni transportado. Aunque generar dicho gas no sea de gran dificultad, se requieren equipos especialmente diseñado para esta función, que ofrezcan las medidas de seguridad necesarias para evitar riesgos.

- Desinfección mediante rayos ultravioleta.

Es ideal para el agua que está en contacto con personas, flora o fauna.  La desinfección UV es un proceso físico que neutraliza los microorganismos instantáneamente, cuando estos pasan a través de las lámparas ultravioleta sumergidas. Al no añadir nada al agua, no hay impacto  ni en la composición química ni con el contenido oxígeno disuelto en el agua.  Es un método muy seguro tanto para las comunidades, operadores de planta y el suministro de las aguas locales.

-Desinfección mediante ozono.

Este gas tiene un mayor efecto germicida. Su instalación requiere una fuente de oxigeno puro y de calidad. La capacidad desinfectante del ozono, se basa en su potencial oxidante que ocasiona una intoxicación intracelular que lleva a la muerte de los microorganismos.  Consecuentemente, cuanto más sucia esté el agua, menos efectivo será el ozono.

-Otros biocidas no basados en cloro.

Ponte en contacto con nuestro departamento de ingeniería para conocer que desinfección se adpta más a sus necesidades.

0
Feed

Dejar un comentario