Diferencias entre un DESCALCIFICADOR y una ÓSMOSIS INVERSA

En este post del blog hablaremos cual de estas dos soluciones es más apropiada para tu hogar y entenderemos las diferencias entre ambos sistemas, sin olvidar, que NO son incompatibles, ya que no realizan las mismas funciones.

El agua es un bien esencial y necesario, pero muchas veces dependiendo de la zona donde vivas puede no ser de calidad. Por ello, existen sistemas de tratamiento de agua doméstico: el descalcificador y la ósmosis inversa que convierten el agua dura en agua pura y más saludable.

Depende de la zona donde vivas, el agua que llega a su hogar puede exceder los niveles de cal recomendados. En concreto, la Región de Murcia está dentro de la zona de agua dura, es decir, es una de las comunidades autónomas que más concentración de cal tiene el agua.

El consumo de este agua dura puede derivar tanto en problemas de salud (sequedad e irritación, eczemas…), como en averías en los electrodomésticos (lavadora, cafetera, lavavajillas).

Para solucionar el problema de la cal, lo mejor, es instalar un descalcificador, este sistema trata el agua de toda la casa, cuidando también las instalaciones y electrodomésticos, ayuda a ahorrar jabones y detergentes, ahorro en energía y ventajas en la salud.

Sin embargo es importante saber que un descalcificador elimina la cal del agua pero no la purifica para beber.

 

De esa acción se encarga el equipo de ósmosis, al depurar el agua, se

eliminan las sales y las impurezas que contiene el agua, permitiendo tener a tu alcance un agua pura para beber, de mejor calidad.

La diferencia con los descalcificadores es que los sistemas de ósmosis inversa no tratan el agua de toda la instalación, normalmente se instala debajo del fregador y suministra el agua purificada a través de un grifo.

Al final, las ósmosis inversas se usan para tratar una cantidad de agua pequeña, la necesaria para beber y cocinar.

La principal ventaja de disponer de una osmosis en el hogar es la comodidad de no comprar agua embotellada.

Su instalación es más sencilla que la de un descalcificador. Suele ser debajo del fregadero ya que son equipos de pequeño tamaño. Además a su vez se instala un grifo extra donde sale el agua somatizada.

0
Feed

Dejar un comentario